¿Qué pasa si no como?

Síguenos y danos like:

Daily-ABspiration-Hot-Chicks-With-Hot-Abs-White-HotEsta es una pregunta que se realiza muy a menudo. Para responder debemos explicar, primero, que sucede dentro de nuestro cuerpo durante la inanición, o sea, la privación total de alimentos de forma definitiva. Supongamos que dejamos de consumir alimentos a las 8:00 a.m. de un lunes, durante las próximas 24 horas, el cuerpo estará utilizando, como de costumbre, el glucógeno almacenado en los músculos y el hígado para estabilizar los niveles de glucosa en sangre a medida que ésta se va utilizando como fuente de combustible. El glucógeno muscular ofrece energía durante las primeras 24 horas, aproximadamente, antes de agotarse. Paralelamente se va utilizando las grasas del cuerpo para transformarse también en glucosa por un proceso denominado gluconeogénesis. A medida que se va agotando el glucógeno, el cuerpo aumenta la utilización de las grasas, hasta que se agota y las grasas pasan a ser el combustible principal para los procesos del organismo. Durante este tiempo también se utilizan proteínas, pero ínfimamente.

Al pasar unos tres días o cuatro días, que en nuestro caso sería de miércoles a jueves, comienza a aumentar la cantidad de cuerpos cetónicos debido a la conversión de las grasas en energía. El cerebro, que en condiciones normales utiliza glucosa como fuente de combustible, tiene afinidad por los cuerpos cetónicos y comienza a utilizarlos. El cerebro usa, aproximadamente, 80 gramos de glucosa al día para su buen funcionamiento, los cuerpos cetónicos cubren unos 50 gramos de esa glucosa, asi que quedarían 30 gramos por cubrir. En el hígado, se produce glicerol, a partir del proceso de lipólisis, el cual cubre unos 20 gramos de combustible para el cerebro. Eso quiere decir que quedamos con un déficit diario de 10 gramos. El organismo procede a obtener esos 10 gramos a partir de las proteínas.

A medida que el período de inanición total se extiende por semanas, y la reserva de grasa corporal baja a menos de 3-4%, el cuerpo comenzará un proceso de catabolismo muscular masivo para cubrir las demandas de los órganos más importantes hasta que llegue la muerte.

En resumen, el cuerpo requiere de unos 50 días de inanición para consumir una libra de masa muscular. Es fisiológicamente imposible que una persona pierda una cantidad considerable de masa muscular haciendo dieta y ejercicios. Esta pérdida diminuta de músculo es menor aún si consumimos la cantidad adecuada de proteínas cuando estamos alimentándonos con dietas hipocalóricas para perder peso.

Síguenos y danos like:

Dietas Detox, ¿realmente funcionan?

Síguenos y danos like:

juicesDesde hace un tiempo he visto un incremento en la popularidad de las dietas ¨detox¨. Estas están centradas en el concepto de que algunos alimentos tienen propiedades purificadoras en el organismo, aunque muchos usuarios lo hacen con el fin de perder peso rápidamente. Lo más interesante del caso es que estas técnicas ni siquiera son necesarias, ya que el cuerpo tiene formas de ¨desintoxicarse¨ una vez tomamos hábitos alimenticios saludables. Las dietas ¨detox¨ más utilizadas son las basadas en jugos de frutas y vegetales, como las que utilizó Joe Cross en su documental ¨Fat, Sick and Nearly Dead¨. En este documental, Joe Cross decide bajar 100 libras de peso utilizando zumos de frutas y vegetales, lográndolo exitosamente. A nuestro entender, esto es una práctica drástica y podría tener repercusiones.

Lo primero es que, aunque el cuerpo está diseñado para tolerar consumos bajos de calorías e incluso inanición por tiempo prolongado, no toleramos bien cambios tan drásticos y el cuerpo luchará arduamente por volver a su equilibrio original, o sea, que si uno ha tenido un sobrepeso de 100 libras por varios años, el cuerpo tomará como referencia ¨normal¨ ese peso excesivo y buscará formas para mantenerlo. Esto provocaría una tendencia al rebote. Por otra parte, las frutas y vegetales, aunque son excelentes fuentes de nutrientes, no contienen el total del requerimiento nutricional que se necesita para el buen funcionamiento del individuo. Un ejemplo clásico de esto es el vegetarianismo estricto, que si no es acompañado con una debida suplementación puede resultar en deficiencias como la anemia. Por último, está la carga psicológica que conlleva este tipo de restricción, muchas de las personas que la realizan terminan cayendo en sus hábitos anteriores.

Es probable que el problema sea a causa de que las personas que utilizan estas dietas, por lo general, esperan a un punto en el cual necesitan ayuda rápida y por esto acuden a recursos drásticos. Nuestra recomendación es no esperar al punto de tener que recurrir a estos métodos y, aún en los casos drásticos, proceder con técnicas que nos lleven a una pérdida moderada de grasa a través del tiempo. Lo óptimo es realizar una rutina de pesas y cardio la mayoría de los días de la semana en conjunto con un plan alimenticio balanceado que induzca una perdida de peso de 2-4 libras semanales.

Síguenos y danos like:

Alimentación Pre-entrenamiento (parte 2)

Síguenos y danos like:

18 Fruits to Boost Your Energy
Como explicamos en la primera parte, lo ideal era tener tus reservas llenas, en lo que a carbohidratos y proteínas se refiere, antes de entrenar. Esto era en el caso de mejorar tu desempeño en el salón de pesas y mejorar la recuperación post-entrenamiento. ¿Aplica esto al entrenamiento de cardio para disminuir el por ciento de grasa?
Es una práctica común agregar sesiones de cardio de 20-30 minutos para reducir el nivel de grasa. Estudios han demostrado, inconsistentemente, que hacer cardio en ayunas es superior en cuanto al consumo de energía. Esto es relativamente cierto. El cardio en ayunas consume mas calorías durante la sesión de entrenamiento, pero menos, durante el resto del día, en comparación con el consumo de carbohidratos previo a la sesión. Todavía no obtenemos una desición unánime de la sociedad científica al respecto.

Lo que si es definitivamente cierto es que la disminución del por ciento de grasa involucra una disminución de la ingesta calórica y/o un gasto mayor de energía. Por esto, es obvio que si agregamos una sesión de cardio para disminuir el nivel de grasa lo correcto sería no compensar el gasto calórico con comida. Nuestro punto de vista particular favorece a lo que conlleve mas simpleza. Si eres una persona que realiza un entrenamiento de cardio muy temprano en la mañana sería un poco difícil consumir algo antes, sin embargo, apoyo el uso de aminoácidos para ofrecer un poco de energía y proteger la masa muscular.
En resumen, el consumo de alimentos previo a una sesión de cardio va a depender principalmente de la tolerancia de alimentos de cada quien. Apoyamos el consumo, sin embargo no consideramos que es obligatorio. Algunos consideran que si hacen una sesión de entrenamiento en ayuno entrarían en catabolismo y esto no es cierto. El cuerpo humano es muy resiliente y no permite un catabolismo tan fácil. Así que nuestra recomendación es que experimenten con sus entrenamientos para ver cual es mejor para ustedes y controlen sus calorías totales para obtener una mejor composición corporal.
Estén pendientes que para nuestro próximo artículo escribiremos sobre los aspectos positivos y negativos de las dietas ´detox´
Síguenos y danos like:

Alimentación Pre-entrenamiento (parte uno)

Síguenos y danos like:

pre-workout-meal-nutrition
Una de las controversias que encontramos en el fitness es el hecho de que si debemos o no consumir alimentos antes de entrenar. La respuesta depende del tipo de entrenamiento y de los objetivos específicos de cada quien.
Lo primero que debemos especificar es que existen dos vías, una óptima y otra aceptable. Por ejemplo, digamos que lo recomendable es consumir algún alimento una hora antes de entrenar, ¿significa esto que si mi estilo de vida o trabajo no me permite hacerlo sería mejor no entrenar?, realmente no. Lo óptimo sería hacerlo, pero si no es posible, es aceptable entrenar de todos modos.
Supongamos que mi objetivo es mejorar el desempeño y aumentar la masa muscular con entrenamiento de resistencia (pesas). Lo que se requiere en este caso es mantener los niveles energéticos y de fuerza lo mas alto posible, así que lo correcto sería consumir alimentos de rápida digestión de 30 a 60 minutos antes de entrenar. Esto garantiza la reposición de nutrientes y el comienzo de la reparación post-entrenamiento. Debemos consumir una combinación de proteínas y carbohidratos de rápida digestión para evitar indigestión durante el entrenamiento. Un buen ejemplo sería consumir arroz blanco o cualquier fuente de azúcar, dextrosa o maltodextrina con alguna fuente de proteína de suero de leche.
En el caso de las personas cuyos objetivos son la pérdida de grasa el caso es diferente. Mañana comentaremos sobre la alimentación pre-entrenamiento para este grupo.

Síguenos y danos like:

¿Es malo consumir frutas?

Síguenos y danos like:

11060942_760236444095799_1842099478309858664_o
Todos estamos al tanto de los daños provocados por el consumo excesivo de azúcar. Como indicamos en el post anterior, el azúcar de mesa contiene fructosa, al igual que el sirop de maíz de alta concentración de fructosa, ambos sumamente nocivos para su consumo. ¿Pero se traduciría esto a que el consumo de frutas en altas cantidades sería perjudicial para la salud?
Para contestar esta pregunta nos enfocamos en diversos estudios sobre el tema y esto fue lo que descubrimos:

1. El azúcar de mesa contiene calorías vacías, o sea, sin un aporte nutritivo para la salud, sin embargo, las frutas tienen un alto valor nutritivo.
2. El alto contenido de fibra de las frutas enlentece la absorción de fructosa y limita la cantidad de consumo debido a que proporciona saciedad.
3. Los jugos de frutas permiten un mayor consumo de fructosa debido a que no contienen fibra y no aportan la misma saciedad que la fruta sólida, esto hace que sea posible un consumo excesivo de calorías.
4. En una persona sedentaria, con un consumo excesivo de carbohidratos, el agregar frutas incrementaría el número de calorías provocando aumento de peso.
5. El exceso de fructosa puede provocar hígado graso.
6. El exceso de fructosa esta asociado a resistencia a la leptina, lo que produce un descontrol, a largo plazo, de los controles que moderan el peso corporal.
En conclusión, el exceso de fructosa ES perjudicial para la salud, no obstante, es difícil excederse consumiendo frutas. Nuestra recomendación es consumir una dieta balanceada que incluya proteínas, carbohidratos y grasas, de fuentes saludables, provenientes de la tierra y no manipuladas por el ser humano.
Síguenos y danos like:

Estoy a dieta…endulzaré con miel!!!

Síguenos y danos like:

raw-miel
Cuidado, la miel, aunque tiene propiedades saludables, sigue siendo un azúcar. Para que tengan una idea precisa, la sacarosa o azúcar de mesa, está compuesta por glucosa y fructosa, siendo esta última la responsable de los problemas de obesidad y diabetes. La fructosa es lo que le da la dulzura al azúcar de mesa, siendo esta casi tres veces mas dulce que la glucosa.
En el caso de la miel, ésta contiene un 55% de fructosa, haciéndola una amenaza para la salud. Es obvio que una cucharadita de miel no le hace daño a nadie, sin embargo, en el caso de aquellos que se paran a desayunar en el frutero de la esquina, no es una buena idea servirse un empaque completo de frutas y cubrirlo con miel.

Pero si la fructosa es tan dañina, entonces, ¿es malo consumir frutas?…vuelvan mañana para que lean mi artículo sobre el tema.
Síguenos y danos like:

La Soledad en un Mundo Sobrepoblado

Síguenos y danos like:

La soledad en un mundo sobrepoblado…este es nuestro presente y futuro si no hacemos algo al respecto. Si quieren hablar conmigo visítenme, no me escriban; si se sienten orgullosos de mi, no miren mi perfil y sonrían, visítenme y díganmelo a la cara; si quieren aportar algo a mi vida, tráiganmelo en persona, no me escriban un correo…por ultimo, si quieres jugar conmigo, no me invites a un juego online, ven a mi casa y juguemos el topao.
http://www.hoyverde.com/2015/04/la-soledad-aumenta-el-riesgo-de-muerte.html

Síguenos y danos like: